domingo, 29 de agosto de 2010

Racing no supo jugar al juego de la B.

Lugar: Cancha de la B.

Equipos: 1 con experiencia de la B y 1 con experiencia de la A.

El juego se trata de imponer su estrategia.

Resultado: prevalece desde el primer momento el equipo de la B con su habitual marca, lucha y pelotazo al área, que molesta y pone nervioso a su contrincante de la A.

¿Que intentó el equipo de la A? Imponer un juego de toque que nunca se inició bien y por lo tanto, siempre terminó mal.

Bueno, el partido me pareció algo así y lamentablemente terminó desdibujando a este Racing del cual esperaba mucho más y confiaba plenamente.

Olimpo nos complicó con una jugada con la cual insistió casi hasta el final del partido. Dell ‘Orte distrayendo a Aveldaño para que detrás del él ingrese el paraguayo Bareiro. Salió una bien y nos vacunaron.

Pero existen algunas cosas que por lo menos a mi modesto entender, hay que solucionar y pronto.

Lo de Toranzo –un jugador de mi agrado- es cada vez más irritante y lo de Moreno –por momentos deprime con su juego cansino y sin cambio de ritmo.

El tema es: ¿de que juega cada uno? Toranzo quiere organizar pero anda muy mal con la pelota y con las ideas. Giovanni, arrancando desde atrás debe ponerle mas actividad al toque e ir a buscar y parado arriba de espaldas, no gana una sola pelota. Es evidente su falta de adaptación al medio pero debe entender que no basta con hacer un toque sutil o un lucido caño. Debe pesar más en los partidos.

Cuando no hay juego Bieler también comienza a recibir pelotazos frontales de los cuales no gana ninguno y así la mayoría se van entregando mansamente.

Desde los pies del chico Mayorga - a quien debemos darle otras oportunidades- la pelota salió mal jugada y consecutivamente seguía mal jugada por los pies de quienes pasara.

Cáceres de muy mal partido, Litch, con los problemas de siempre, Luguercio que no es ni 7 ni 8, y los ya nombrados Toranzo y Giovanni Moreno.

Ojo con el contagio. Una cosa es tratar de jugar con tranquilidad y otra es someterse a la parsimonia que desemboca en un equipo entregado.

Los partidos se dividen en momentos donde prevalecen los estados de ánimo y hoy hemos visto muchos brazos caídos, muchas quejas y muchas pelotas divididas perdidas.

Cuando no se puede imponer el juego que uno desea, deben aflorar otras cosas para sacar adelante un partido y esta noche no se vieron, finalizando con expulsiones que fueron producto de la impotencia.

Evidentemente Racing no supo jugar al juego de la B.

A todos nos gusta jugar bien, pero ciertas canchas donde los partidos no se pueden jugar, hay que pelearlos, como en los 15 minutos del 1er tiempo donde hubo un par de situaciones.

Todavía estamos a tiempo pero la tarea no será fácil ya que obligados por las circunstancias habrá muchos cambios en el equipo. No podrán jugar por dos fechas Giovanni y Cáceres, llamados a las selecciones de sus respectivos países y por una fecha a Toranzo y Cahais por las expulsiones.

Pero no podemos seguir perdiendo puntos y para el futuro Russo deberá tomar decisiones importantes sobre la ubicación y determinación de funciones de algunos jugadores. En el confiamos…

Hasta pronto.

pascual1443@gmail.com

domingo, 22 de agosto de 2010

Hay motivos para confiar.
Entristece, como que no.
La fiesta que soñábamos no se dió, pero estas cosas suceden.
Fue un partido de pocas llegadas y de definiciones inesperadas.
Como esos que alguna vez le tocó ganar a Racing.
Pero lo más rescatable es que el equipo muestra otra actitud, otro orden y otra serenidad para reaccionar ante resultados negativos.
Claro, después del segundo gol en contra no hubo tiempo.
Que hay que mejorar, es cierto. Que hay distracciones también.
Pero por lo menos a mí me da la sensación de que este Racing no es más aquel equipo desesperado que tiraba la pelota a cualquier lado.
Este equipo trata de jugar y eso ya es un logro.
Después en todo partido hay imponderables como en este lo fue por ejemplo, el Sr. Baldassi.
Los otros días escuchando la audición Identidad Racinguista oía a su conductor Flavio Azzaro decir que no confiaba en Baldassi, y cuanta razón tenía.
Realmente el penal de Placente a Giovanni Moreno fue clarísimo y ante hechos como este, ciertos árbitros quedan expuestos.
Pero parece que Sr. Baldassi “sobrara” el partido.
Respecto del equipo sigue preocupándome el nivel de Toranzo y quiero compartir con Uds. mi sensación: Creo que se siente incómodo sabiendo que la mayoría de las veces debe entregarle la pelota a Giovanni Moreno.
Me parece que lo turba y no lo deja pensar claramente y me inquieta los muchísimos pases que está errando, lo mal que le está entrando a la pelota en los tiros libres y en sus disparos al arco.
Pareciera que hay como una superposición de tareas Giovanni, por eso no se si Moreno no debería jugar más cerca de Bieler y dejarle la responsabilidad de organizador a Toranzo. Esto de última, liberaría a los dos. Litch sigue estando debajo de su juego, pero lo que más me alarma es la falta de llegadas, con un Bieler que se debate en la soledad.
Pero todo esto es solucionable ya que estos jugadores mostraron en su momento que este no es su techo, y es más fácil volver al mejor nivel en un equipo que va tomando forma.
Por eso, hay motivos para confiar.
Ahora nos toca Olimpo. Cancha chica. Mal piso. Un nueve muy alto y pícaro.
Creo que el equipo y sobre todo Giovanni se va a sentir muy incómodo por el piso
y por las medidas de la cancha.
Pero tenemos un técnico que tiene muchas cualidades y una de ellas muy importante:
Transmite seguridad y serenidad.
Hasta pronto.





sábado, 14 de agosto de 2010

Mucho más que un triunfo.

Era una parada difícil, y aunque pareciera que para Racing todas las son, esta se presentaba como muy complicada.

Por la cancha y por que este Boca aspira a pelear el campeonato de la mano del técnico campeón del último torneo.

Racing que presentaba oficialmente a Giovanni Moreno, con la ilusión y la esperanza de encontrar esa clase de jugador que nos convoque solo con su presencia, ese jugador que nos entregue el talento que añoramos desde hace muchos años.

El partido comenzó con un Boca dominador y con un Racing demasiado tibio que no atinaba a nada, y en una jugada aislada Boca logra su gol.

El dominio era territorial ya que Fernandez no pasaba por ningún apuro.

Racing fue creciendo después de los treinta minutos y mostró una recuperación importante, sobre todo en Yacob que comenzó a mandar en su zona y a las subidas de Cáceres. Pero fallaban los jugadores que debían manejar el trámite. Toranzo sigue errando mucho y a mi gusto Giovanni Moreno que jugó un buen partido, estaba muy atrás y recibía muchos fouls.

Y llega el gol de Yacob, que terminó por desarmar a Boca.

El empate hizo tomar confianza a Racing, confianza que se vió reflejada en el segundo tiempo donde sobresalió una defensa que tuvo muchos puntos altos y un Yacob que siguió creciendo hasta convertirse en figura.

Después del segundo gol al principio del segundo tiempo el equipo se tranquilizó aún más y buscó trabajar el partido aprovechando la desesperación de Boca.

Giovanni estuvo más activo y hasta llegó por sorpresa al área de Boca, aunque Toranzo siguió errante y Luguercio solo aportó su habitual entrega. Bieler será siendo por ahora el navegante solitario aunque siempre muestra sus virtudes.

La defensa jugó tan bien que los delanteros de Boca –fundamentalmente Palermo- estaban “desaparecidos” y eso le dio más seguridad al resto del equipo.

No fue un partido brillante por supuesto, pero alienta saber que hay jugadores que todavía deben levantar el nivel: Toranzo, Litch, Hauche, Luguercio, y este triunfo permite ganar en confianza.

En realidad fue mucho más que un triunfo, fue quizás el punto de partida para poder ilusionarnos, algo que hacía mucho Racing no lograba brindarnos en los comienzos de los torneos.

Hasta pronto

Pascual1443@gmail.com

sábado, 7 de agosto de 2010

La grandeza de la bandera sirvió para cubrir una pobre actuación.
Y lo que hoy ví fue un Racing muy parecido al del torneo pasado.
Obviamente que, si la mayoría de los jugadores son los mismos del equipo que se salvó de la promoción, tampoco ibamos a encontrar un"Dream Team" , pero si aspirábamos a ver un equipo más ordenado, más ambicioso y sabiendo además que estamos un poco más holgados con el promedio.
Es cierto que All Boys puso todo y un "plus" para jugar este partido, por ser su vuelta a primera después de muchos años, pero también es verdad que Racing mostró tantas fallas que realmente preocupa.
La línea de fondo desorienta y en el medio hay que buscar una rápida solución.
All Boys tuvo sus méritos, pero Racing le permitió con sus errores defensivos generar varias situaciones en las que se destacó el arquero Fernández - creo que es imposible sacarlo ahora -, caso contrario estaríamos lamentándonos. Quizás y tratando de no ser injusto, es que el medio campo fue endeble y era facilmente desbordado. Hay que buscarle una pronta solución ( aunque ya cerró el libro de pases ) y más ahora que
Yacob, quien se debatió solo en la marca fue expulsado, justo cuando había mejorado en su rendimiento.
Es evidente que Toranzo no siente esa función y a Litch parece que todavía le falta para recuperar su estado óptimo -se lo ve lento- y colabora poco, por lo que tenemos un problema a la vista.
Además cuando teníamos la pelota la perdíamos muy rápido, dado que Toranzo tuvo a mi gusto una noche negra, ya que su nivel es muy superior al mostrado. A su favor tiene algo esencial: siempre la pidió y trató de jugar, lo que no deja de ser meritorio.
Arriba, creo que tenemos en Bieler un muy buen jugador, pero "pide en silencioso grito" alguien que lo entienda, ya que se debate en un solitario juego. Luguercio estuvo más bajo que de costumbre y lo de Hauche es muy bajo.
Ahora se viene Boca y en la Bombonera, algo que Russo conoce y muy bien, pero Racing se debe proteger mejor en el medio campo. A mi gusto el chico Fernández debería haber entrado al hacer el gol Racing por Hauche y ubicarse como volante por la derecha y creo que el sábado contra Boca debe estar en el primer equipo.
Definitivamente hay que jugarse una carta difícil para ese partido. Quizás haya que jugar sin Hauche y sin Luguercio y que Giovanni Moreno ( si llega el transfer ) juegue cerca de Bieler.
El tema es quien será el volante central. Ojala se recupere Zucculini caso contrario Russo debería arriesgar con Sebastián Mayorga, o Wagner, si está disponible
Litch juega, Toranzo también, Fernández debería estar...pero falta alguien de peso en el medio.
Espero que podamos mejorar, sobre todo atrás, ahora que por lo visto, parece que hemos encontrado un buen arquero, que hasta juega bien con los pies.
Como siempre la gran hinchada de Racing sigue conmoviendo con sus mensajes, pero desde adentro no hay una devolución que la emocione.
Hoy la grandeza de la bandera sirvió para cubrir una pobre actuación.
Hasta pronto.

pascual1443@gmail.com