viernes, 30 de junio de 2017

El juego le dio brillo al triunfo.

Casi perfecto, si no hubiera sido por ese gol rebotero que no le permitió a Racing terminar con el arco en cero.

Un partido que había que ganar, pero que nunca pensé, que vería un Racing desarrollando un juego que hace mucho tiempo no mostraba, con toque, circulación, precisión en velocidad y opciones de gol, de las cuales conquistó tres goles.

Hubo una muy buena tarea del medio campo donde Aued jugó un gran partido, tocando seguro y de primera y no tomándose un tiempo más como lo venía haciendo últimamente y también tuvo un gran rendimiento el “Pulpo” González, con llegadas al área ( un cabezazo suyo pegó en el palo ), al igual que Zaracho que tuvo mucha movilidad, apareciendo siempre merodeando el área y ayudando en la recuperación y en la marca a la hora de defender, pero sin lugar a dudas el gran jugador sigue siendo Acuña, quien como “despedida” convirtió un golazo arrancando de derecha a izquierda para clavarla desde fuera del área, junto al palo derecho del arquero del DIM.

El “Huevo” aunque nos entristezca, se ha ganado con creces su salida de Racing hacia un equipo europeo, porque se lo merece, aun sabiendo que será muy difícil reemplazarlo, por su humildad , su esfuerzo, su despliegue, su concentración y calidad lo que lo convirtió en el abanderado a la hora de llevar el equipo adelante, luciendo incansable  y dejando todo en la cancha, convirtiéndose en este último año en el jugador más importante de Racing.

Ya pasó, pero el error de la CD fue no comprar su otro 50% cuando correspondía, para hoy poder obtener una diferencia más importante de la que recibirá por su venta.

Al buen accionar de los volantes se le agregó el magnífico trabajo de Brian Fernández  y de Maxi Cuadra, quienes con el “potrero” a flor de piel, mostraron un gran repertorio de movimientos y toques de primera que enloquecieron a los defensores colombianos, donde a Brian, además de convertir un gran gol, se lo vio “picante” y siempre atento que lo ubica como el reemplazante seguro de Lautaro.
Racing tiene chicos para disfrutar de ellos de verdad, que por lo que muestran partido a partido, aparentemente esta vez no serán relegados, aunque lleguen algunos refuerzos.

Como por ejemplo en al arco, donde “Chila” Gomez, que apareció inesperadamente, va demostrando sus muy buenas condiciones, sobre todo bajo los tres palos aunque debe mejorar en salir a cortar los centros, para lo que hay que ser “tiempista”, tener buena lectura del juego y confiar en si mismo.

Ahora la disputa será en primer lugar con Musso, quien a priori era el primer arquero y también con quien pueda llegar, para que de ese trío salga el que finalmente defenderá el arco de Racing, sabiendo que hay algo que los chicos nacidos en el club tienen de ventaja y es que no les pesa demasiado la camiseta.

De la línea de fondo digo que los problemas se lo generan solos, como en el caso del gol, donde Pillud, como a veces lo hace, podía en lugar de rechazar, enganchar y dársela a Vittor para que este la reviente, pero pareciera que algunos jugadores juegan distraídos o su propio partido, porque también hay que admitir que cuando llega el centro, Barbieri y Grimi no pudieron con Tolosa, que forcejeando alcanzo a puntearla y descontar, lo que suma para los colombianos la posibilidad ventaja del gol de visitante.

Después entraron Noir y Mansilla, pero no incidieron ni en el juego ni en el resultado.
Por los refuerzos, creo que están enfocando bastante bien, con el uruguayo Arévalo Ríos, con Lucas Orban y con el no tan conocido Patiño.

También por lo menos es de mi agrado Rinaudo que parece que ya está confirmado, quien seguramente reemplazará a Luly Aued, que a estas horas parece estar afuera del equipo académico para ir a jugar a Chile.

El juego le dio brillo al triunfo y aunque sin dudas la revancha será más dura, porque Racing va a llegar sin mucho ritmo, como le pasó al DIM ayer, no nos debemos bajonear ya que la Academia tiene el potencial ofensivo necesario para hacer goles en Medellín y ampliar la buena ventaja que lleva.

Un dejo de tristeza es la lesión de Lautaro Martínez, que parece estigmatizado por lesiones insólitas, como aquella que recibió en el Mundial Sub20 y a la que ahora se suma la del quinto metatarsiano que lo tendrá fuera del equipo por 2 o 3 meses, justo en un momento brillante de su carrera, lesiones que parecen perseguir a los nueve racinguistas ya que a Lícha le pasa también lo mismo cuando mejor estaba, ante Huracán.

Creo que también Racing deberá ir por un atacante ( me gustan Coniglio y Zampedri ) pero para la dirigencia la prioridad debe ser el reemplazo de Acuña, aunque es una difícil tarea porque no cualquiera puede hacer olvidar el trabajo de este “Terminator” del fútbol.


Hasta pronto.

lunes, 26 de junio de 2017

Esquema para triunfar.

Qué partido ganó Racing!

En estas instancias y definiendo la posibilidad de entrar a la Copa Libertadores, no podía haberle tocado un rival más difícil que Banfield y en su cancha, porque es donde ganamos pocas veces y además porque estaba un punto arriba nuestro, como resultado de su muy buena campaña.

Pero sin dudas, Cocca parece haber encontrado el esquema que este equipo estaba necesitando para ganar y con los triunfos recuperar la confianza perdida.

Si bien Racing sigue refugiándose demasiado en su área, también suele salir en bloque a presionar y ganar pelotas en el medio campo, explotando los espacios que deja el rival para llegar al gol, ya no solo con sus delanteros sino con el aporte de los laterales y alternando sus volantes. 

Después de una primera etapa donde Rapallini fue la “figura” por su pésima actuación,  evitando que haya goles (anuló mal uno para cada equipo ) y repartiendo amarillas , la segunda parte tuvo menos roce y pudimos ver un poco más de juego, donde sin ser una maravilla, por lo menos hubo más emociones.

Y fue Racing quien rompió el cero a los tres minutos, cuando Cuadra, de buena actuación, recibe una pelota cruzada de Vittor, la domina y abriéndose  hacia la izquierda se fue llevando a la rastra a dos marcadores, que con freno y arranque deja en el camino para entrar al área y tirar un centro atrás que empalma como los dioses el “Huevo” Acuña y la clava sobre el palo derecho de Navarro.

Banfield volcó todo s sus jugadores a campo académico, lo que hizo retroceder en demasía a Racing, y a los 16 minutos Cvitanich logra un empate después de 2 excelentes atajadas de Gómez sacando remates a quemarropa, mientras algunos “miraban” estupefactos como lo fusilaban.

El sufrimiento estaba a flor de piel, pero Racing se fue reponiendo y en una jugada de recuperación a los 23 minutos, Acuña habilita a Pillud que iba entrando en diagonal por su costado e “Ivan el terrible”, sorprende a propios y extraños cuando casi pisando el área, saca un derechazo y la pone junto al palo derecho del arquero banfileño.

Nuevamente en ventaja ante un rival duro, que sintió el impacto del segundo gol que lo hizo disminuir en su respuesta anímica y para cerrar definitivamente el encuentro ante un ya desesperado Banfield, 7 minutos después y tras un pelotazo largo que llega desde la defensa de Banfield, Pillud se anticipa y de cabeza habilita a Martinez , quien rápidamente y ante una defensa desordenada habilita a Zaracho que podía haber definido frente a Navarro, pero prefiere asegurarlo asistiendo a González sobre la izquierda ,quien convierte el tercero con el arco vacío.

Golazo! Y golpe de K.O. para el Taladro, que nunca pudo recuperarse.

Los cambios esta vez fueron acertados, porque ayudaron a sostener al equipo aportando más frescura y más aire al medio campo.

El sistema propuesto por Cocca, con los triunfos logrados en los últimos tres partidos, se ha convertido en un esquema para triunfar, que le dio más confianza al equipo, especialmente a la defensa, logrando que a los rivales les cueste mucho llegar a un Gómez que viene respondiendo cada vez mejor y que le permite soltar a los laterales y volantes, cuando se recupera la pelota, para acompañar a los delanteros.

Pero además cuenta con el “Huevo” Acuña, que ya se convirtió en el “Huevo” de oro, hoy por hoy líder futbolístico del equipo y prácticamente irremplazable, por su entrega y por su capacidad, tanto en ataque como en defensa, un jugador buscado siempre por sus compañeros, porque de él depende un gran porcentaje de todo lo que produce el equipo.

Por último destaco a Cuadra, que crece partido a partido y que pienso se ha ganado con creces un lugar como titular, como lo logró Lautaro Martínez y como seguramente lo conseguirá Zaracho.

El triunfo nos mete nuevamente en la Copa Libertadores, aunque hay que esperar los resultados del martes, donde los equipos que quieren entrar sacando a Racing, no la tienen tan fácil que digamos.


Hasta pronto.

jueves, 22 de junio de 2017

Detrás de algo malo siempre hay algo bueno.

Racing está finalizando un semestre lleno de problemas, de altibajos y de irregularidades, donde debido a algunos inconvenientes, han surgido algunos logros, como confirmando la frase que dice detrás de algo malo siempre hay algo bueno.

Recordemos que días antes de jugar el primer encuentro por la Sudamericana, Licha se lesiona en el amistoso con Huracán y provoca la primera sensación de angustia tanto para el plantel como para los hinchas, por el nivel que venía mostrando y porque Cocca había recuperado a Bou, lo que conformaban una dupla temible, la que nos ilusionaba.

Pero sin embargo, esa lesión inesperada del Licha, le da a Martinez la posibilidad de mostrar todas su cualidades, ( las que venía ya exhibiendo con Zielinski, uno de los responsables de su éxito, cuando decidió quedarse con Lautaro y no traer otro punta) lo que le permite a Lautaro ratificar todas sus condiciones, hasta obtener una titularidad indiscutible.

Ya sin Lisandro, Cocca (aquí creo tiene su mérito) suma también al primer equipo a Maxi Cuadra, otro chico para que alterne con Brian Mansilla, y sus excelentes intervenciones y virtudes lo llevan a constituirse el primer cambio por delante de los “Brian” (Mansilla y Fernández) e incluso a ser titular en muchos partidos.

Bou y Lautaro sostenían al equipo en buena posición en la tabla, hasta que Martínez, viaja al Mundial de Corea, despidiéndose con un golazo contra Gimnasia. Era su momento, pero lo llamaba la Selección.

Y entonces Licha que volvía, sin ritmo y físicamente a medias, no conformaban con Bou esa dupla que hacía estragos en las defensas rivales y de a poco todo fue decayendo peligrosamente.

Ya sin ese poder ofensivo y con una defensa que daba muchas ventajas, incluído su arquero, Racing pasó a ser un equipo endeble y desorientado, que lo llevó a perder el clásico sin tener respuesta alguna y después ir a Rosario a casi dar lástima.

Bou vuelve a estar lesionado y es baja por varios partidos y por las inseguras actuaciones de Orión, Cocca se decide por Musso, que era pedido a gritos por su hinchada, quien debuta con un triunfo ante San Lorenzo, pero el viaje a Colombia le entrega a Cocca otro problema, cuando se lesiona Musso y Gómez encuentra un inesperado debut, que debía sobrellevar casi seguro hasta el fin del torneo.

Cocca sabe que es muy difícil trepar con un Racing abierto, que no tiene juego y que ha perdido la confianza, por lo que sorprende con un nuevo esquema buscando seguramente fortalecer al equipo, donde la marca y la lucha serán las premisas más importantes, abandonando el poco juego que tenía, para defender bien y esperar lo que pueda generar Acuña, hoy por hoy el líder futbolístico del equipo, porque de él depende un alto porcentaje de posibilidades para que Racing gane.

Y el triunfo contra River, lo lleva a repetir sistema ante Colón, pero ante la nueva lesión del Licha, Cocca nuevamente vuelve a introducir una variante que nadie esperaba, cuando Zaracho aparece acompañando a Lautaro Martínez, y el chico, con sus 19 años, además de cumplir una buena actuación, con buenas intervenciones y movimientos,  convirtió un golazo de cabeza, después de un gran desborde y centro del Huevo Acuña.

Así Racing con ese gol y sin jugar bien, logró un nuevo triunfo, ante un Colón que cuando tuvo la pelota no inquietó a Gómez, salvo en los últimos 20 minutos del segundo tiempo, donde Racing, entre los nervios y el cansancio que viene arrastrando aflojo las marcas y los sabaleros estuvieron a punto de empatarlo.

Una nueva posibilidad se le abre a la Academia para entra a la Libertadores, sabiendo que también depende de otros resultados.

Creo que Cocca con este dibujo táctico y con algunos chicos, que fueron llamados a "crecer de golpe", ha sacado dos resultados importantes y seguramente seguirá apostando a este sistema contra Banfield, en un encuentro a jugarse de visitante, injustamente el domingo, cuando los demás rivales directos postergaron los suyos para el martes, cuando deberían jugarlos el mismo día que Racing, que además debe cumplir con el partido de local por la Sudamericana contra el DIM de Colombia.

Después habrá tiempo para reacomodar las piezas y comenzar una nueva era.

GUSTAVO BOU: 
GRACIAS POR TODO LO QUE NOS ENTREGASTE, NOS HICISTE GRITAR MUCHOS GOLES, NOS PERMITISTE SER FELICES. GRACIAS POR EL CAMPEONATO DEL 2014. SOS UNA GRAN PERSONA Y SE QUE SUFRISTE MUCHO EN ALGUNOS MOMENTOS. 
COMO HINCHA DE RACING TE DESEO LO MEJOR. 
CHAU "PANTERA" SUERTE PARA LO QUE VIENE. 
TE VAMOS A EXTRAÑAR.

Hasta pronto.


domingo, 18 de junio de 2017

No solo ganó en el resultado, sino también en la idea.


La famosa frase “la unión hace la fuerza” que utilizan algunos países en sus escudos y otros como lema nacional, me vino rápidamente a la memoria cuando veía a Racing “trabajar” el partido contra River.

Era una expresión futbolística no muy agradable a la vista, pero una idea al fin , donde la actitud, la solidaridad y la inteligencia hicieron que la estrategia trabajada por Cocca y el plantel durante estos 15 días, fuera llevada a cabo con la concentración y el orden necesario para desorientar totalmente a un River, que como corrido de su carril, careció totalmente de claridad y su dominio nunca llegó a preocupar a Gómez, hasta faltando 15 minutos, donde consiguió esos goles que hicieron que sufriéramos hasta el final.

Por eso fue un triunfo justo, porque Racing no solo ganó en el resultado, sino también en la idea, que llevó a River a disputar el partido como quiso la Academia, es decir un encuentro más peleado y luchado que bien jugado.

Por supuesto que dentro de todo este esfuerzo de conjunto y donde todos se entregaron al máximo, hubo un jugadores más destacados, como Acuña incansable y convirtiendo un gran gol, junto al encendido e inclaudicable Lautaro y su olfato goleador, que lo lleva a convertir de rebote , pero en general hubo un buen desempeño del resto, especialmente en defensa que era el talón de Aquiles del equipo.

Es claro y evidente que Gómez parece sentir la responsabilidad de cubrir el arco racinguista, donde todavía no mide bien los tiempos que marcan cuando salir o quedarse en la línea, sobre todo en el final cuando se lo pudo observar muy nervioso, pero es lo que tenemos y hay que alentarlo para que supere estos primeros momentos que son los más difíciles.

De los laterales me gustó más Insúa que Pillud, y de los centrales creo que Barbieri tuvo una muy buena actuación, que además coronó con un buen gol de cabeza.

En el medio campo además del “Huevo”, y con este esquema se vió un mejor pero un más bajo “Pulpo” González estuvo activo pero más dedicado a la marca que a subir acompañando a los delanteros.

Racing ya había perdido a Licha López en el primer tiempo, reemplazado por Brian Mansilla que estuvo a la altura, pero en el segundo tiempo y cuando Racing estaba mejor que River y ganando por 3 goles de diferencia, la salida de Lautaro le resta un alto porcentaje de profundidad y preocupación para la defensa millonaria, que sumada a la lesión de Acuña, termina por quitarle al equipo la fuerza que preocupaba en cada contragolpe.

Pero este gran triunfo de visitante y sobre todo en Nuñez, carga nuevamente la batería anímica para los partidos que vienen, aunque preocupa la lesión de Lisandro, que esperemos no sea nada grave.


Hasta pronto

jueves, 8 de junio de 2017

De lo razonable a la incoherencia


Hay finales anunciados y la renuncia de Orión es uno de ellos, aunque no coincido ni avalo los motivos por la forma que se dio, según las noticias que escuché por la mañana.

Pasando exclusivamente a lo deportivo, recuerdo que a mediados del 2016, Saja y Orión casi coincidieron en sus salidas de sus equipos, solo los separaron un par de meses.

Racing perdía sorpresivamente a su gran arquero y el presidente Blanco y demás dirigentes sabían que para reemplazar al “Chino” había que traer un arquero con historia, con pergaminos y con suficiente espalda, porque Ibañez parecía no cubrir esa exigencia y entonces fueron por el ex-Boca, que había dejado su club por diferencias con el cuerpo técnico.

Sonaba razonable esa decisión de la CD racinguista, aun sabiendo que no era un arquero del gusto de los hinchas, pero que cubría las expectativas que todos teníamos respecto a que se necesitaba un arquero de jerarquía,

El tiempo diría si Orión con su personalidad y sus actuaciones, iba a ganarse la confianza del mundo Racing, que a pesar de no ser del gusto de la hinchada, en su “accidental” debut con un grosero primer error, el 28 de agosto ante Talleres de Córdoba, el hincha no le hizo sentir su disconformidad y así fue transitando su vida en el arco académico.

Con la llegada de Cocca todo parecía encarrilarse dentro de la sensatez , pero de pronto se dió, según mi punto de vista, algo imprudente de su parte, cuando en el primer partido oficial del año de local y por la Copa Sudamericana frente a Rionegro Aguilas, y ante la sorpresa de todos,  Orión aparece siendo el capitán del equipo en reemplazo de “Licha” López lesionado, cuando los hinchas esperaban ver al “Luly” Aued llevando la cinta, porque que era sub-capitan, uno de los referentes y campeón del 2014.

Esto que para el “afuera” pudo parecer una tontera, internamente pudo haber dejado algún resquemor, sobre todo en el volante y en otros compañeros, porque no es lógico que Orión, a seis meses de estar en el grupo, pase a ser el capitán del equipo.

Orión tuvo partidos correctos, pero también fallas casi imperdonables para un arquero con tantos pergaminos y algunos triunfos no ocultaron su creciente inseguridad en el arco, sensación que finalmente confirmó el técnico en sus declaraciones, lo que aumentó la resistencia por parte de los hinchas y llevó a Cocca a sacarlo del equipo, para darle lugar a Musso.

No tengo dudas que habrá sido un duro momento para un arquero de su trayectoria y en su lógico enojo, la sinrazón se hizo presente nuevamente, pero ahora del lado de él, cuando acuerda con el técnico no ir al banco, a mi gusto un gesto negativo viniendo del capitán del equipo, cuando debió hacerlo en apoyo al equipo y especialmente al chico, algo que repitió no viajando a Colombia, cuando inclusive pudo haber reemplazado a Musso lesionado, lo que finalmente hizo “Chila” Gómez.

La vida de Orión en Racing, pasó de lo razonable a la incoherencia, aunque de cualquier manera, su fin parecía ya estar fijado por el destino para el término de este campeonato.

Los dirigentes y el técnico deberán establecer su cuota parte de responsabilidad sobre este tipo de situaciones, con el agravante de que ahora el equipo queda diezmado en el arco, ante los partidos importantes que todavía faltan disputar, ya que solo cuenta con Musso, su titular lesionado, con Gómez de 21 años, posible titular ante River y un Leonel Piedrabuena de17, que recién está haciendo sus armas en reserva.

A simple vista, momentos difíciles para estos chicos que deberán crecer de golpe para hacerse cargo del arco, en un equipo debilitado anímicamente y donde sus compañeros de defensa no están pasando por su mejor momento.

Como hincha les deseo lo mejor a Musso, a Gómez y al joven Piedrabuena, sabiendo que todos los hinchas de Racing los apoyamos y siempre tendrán nuestro respaldo y nuestro aliento.

Hasta pronto.


martes, 6 de junio de 2017

Se ve en las caras...

Como pensar que este equipo puede entrar a la Libertadores con todas las ventajas que da en cada partido.

Es realmente llamativo el desorden y como un solo jugador (Medina) complicó a todos los defensores.

La idea del equipo marplatense fue sencilla, dejar que la pelota la tenga cualquiera de los defensores o de los volantes centrales de Racing, porque de seguro la mayoría de las veces tomarían malas decisiones y de allí se podría generar salía un buen contragolpe.

Racing dominó casi a voluntad en la primera etapa y las pocas posibilidades se gestaron desde los costados, a través de Cuadra y Rosales que complicaban a sus marcadores y había alguna chance de generar una jugada de gol, pero abundaron los centros y escasearon las ideas, por lo que se desperdiciaron intentos y eso genera cansancio físico y mental, a lo que hay que sumarle el gol de Aldosivi, donde entre Pillud y Orión se llevaron las responsabilidades.

En la segunda parte todo fue más peleado, ya sin Cuadra y con un Rosales casi desaparecido, la única instancia era Brian Mansilla y el chico tuvo buenas y malas, lo que le dio ánimo al “tiburón” para soltarse un poco sabiendo que la defensa académica ayudaba con sus errores, y crearon algunas situaciones que desperdiciaron y otra como un disparo de Lugüercio, que Orión desvió de buena forma sobre su palo derecho.

Uno espera en cada partido ver un mejor Racing, pero creo que no debemos ilusionarnos, es imposible que esto se revierta en una semana con los mismos jugadores.

Porque se nota en los fastidios de Vittor o de Pillud, que ya no es el primer partido que pasa, pero no sé de qué se quejan, si con la pelota en los pies cometen errores imperdonables, al igual que Torsiglieri con esas infracciones infantiles y que me llevan a decir que de todo lo malo de atrás, Insúa que no juega bien, por lo menos intenta atacar y tiene algunos movimientos que ayudan.

Lo del medio ya aburre, porque Aued, aunque juegue mal sigue sin salir y además por querer hacer todo termina embarullado y confundido, a lo que se suma un Videla que no puede hacer lo que lo hizo brillar en el 2014 y entonces solo está para tocar una pelota cerca, ya que su fuerte no es asistir con pases largos.

En un  momento pensé en Vizmara, abandonado y desperdiciado durante el último año por lo menos, pero que goza de lujosas y extraordinarias vacaciones pagas en lugar de haberlo puesto a punto y darle su oportunidad en esta carencia de volantes con buen pie que tiene el equipo, porque tan mal jugador no es y si se lo castigó por su lentitud, acordemos que hoy también son lentos los volantes centrales actuales.

Por último llego al sector del equipo que más se puede confiar, donde Cuadra aún jugando como volante por la derecha, estaba complicando a sus marcadores, pero sufrió una fuerte infracción y tuvo que ser reemplazado por Brian Mansilla al comienzo del segundo tiempo,  Rosales que tuvo un aceptable primer tiempo, decayó mucho en el segundo al pasar al sector opuesto y de los dos delanteros, con dolor debo decir que hoy por hoy, Licha aunque se esfuerza sigue bajo, lo que le hizo perder confianza, y el único que está a punto y sigue siendo la carta de triunfo es Lautaro Martínez, quien nuevamente volvió mostrar su excelente momento al convertir el empate, que no alcanzó.   

Pero en la cancha suceden pequeñas cosas que son fruto no solo de la desesperación, sino también de ciertas torpezas que preocupan y mucho, como chocarse entre ellos o como los jugadores rivales recibían los rebotes o segundas pelotas, rodeados de gente de Racing y con un toque salían con tranquilidad en medio de ellos.

Se ve en las caras... que el equipo tiene problemas sin solución a la vista, en las caras de los jugadores que muestran incertidumbre y desconcierto y en la del técnico tanto en el campo de juego como en la conferencia de prensa, donde con palabras sin convicción buscó convencernos y quizás convencerse de que todavía hay chance, pero en realidad su expresión pareció mostrar signos de cansancio, de estar vencido, diría casi entregado. 

No hace falta ser un experto en gestos para darse cuenta de que el técnico está contrariado, decepcionado, como lo estamos nosotros los hinchas, pero el tiene mucha responsabilidad sobre lo que está pasando con este equipo que parece haber perdido la brújula, que no sabe si defender o atacar y que nos sorprende con cambios como el de Cerro, que no juega hace tiempo y que se dice que no le van a renovar, jugador que seguramente no cuenta con su mejor ánimo, cuando podría haber recurrido a Vietto o a Zaracho, si lo que buscaba era desequilibrar o tener alguna presencia más en el área.

Ya pasamos en la Sudamericana y ojalá pasemos en la Copa Argentina, para que en la  continuidad de ambas tengamos un equipo que pueda ganar alguna de esas opciones y entrar a la Libertadores, porque esta actualidad, por lo menos a mí, no me permite ser optimista para lograrlo en este torneo que finaliza dentro de tres fechas.

Ojalá me equivoque y lo logremos


Hasta pronto.

viernes, 2 de junio de 2017

Cuadra, para ser titular.


Campo de juego complicado con una invitada especial, la lluvia, combo que ofrecía una noche horrible para jugar.

Y para colmo el partido comenzó de “revoleo”, es decir con la pelota que viajaba más por arriba que por abajo, donde solo se buscaba tirarla al campo rival y obviamente el que más intentaba algo, pero muy poco, era el local, que no alcanzaba a crearle problemas a una defensa de Racing que se la vio un poco mejor que en los últimos partidos.

A partir de los 15 minutos Racing comenzó a acomodarse, aún sin mostrar un buen juego, algo lógico porque no lo tiene, pero por lo menos trató de poner la pelota contra el piso, sobre todo a través de Acuña, quien parece ser hoy por hoy, el único que se pone el equipo al hombro y muestra categoría y tras el "Huevo" se alinean Lautaro y Cuadra, porque Lisandro lamentablemente no anda como lo venía haciendo hasta antes de la lesión y porque el “Pulpo” González  ha bajado su nivel también.

Después el pelotón que se alterna partido tras partido, reconociendo que, anoche Pillud tuvo un buen encuentro e incluso pisando el área en una gran jugada que termina muy mal, después Vittor ¿siempre enojado con alguien? no anduvo bien y Torsiglieri cumplió sin brillar, mientras Grimi que tuvo algunos inconvenientes sobre todo al ir al piso debe continuar porque va mejorando, después de su larga inactividad.

A Rosales se lo ve mejor y hasta concentrado en su retroceso, pero juega casi siempre su partido individual, lo que no le permite ser mejor jugador de equipo..

Acuña ha recuperado bastante su nivel, por eso el juego casi siempre se busca por la izquierda, tanto sea por abajo como por arriba, cuando Vittor, no tan preciso como lo hacía Lollo, lo busca con la pelota larga cruzada.

Pero a Lisandro se lo ve fastidioso. porque le está costando encontrar su velocidad y su resolución, como las que tenía antes de su lesión, mientras que Cuadra muestra lo contrario, exhibe una frescura y un atrevimiento tal, que le permiten hacer un gol espectacular como el anoche, en una jugada que aprovecha por un error defensivo y en un campo mojado, gira sin pararla y le da a la pelota una dirección justa para que en comba se meta en el segundo palo del arco vacío.

Ese gol a los 19 minutos, le dio a Racing una tranquilidad que no preveía, porque nada hacía sospechar que el equipo iba a ponerse en ventaja y le pasaba, de alguna manera, los problemas a Rionegro Águilas.

Pero 10 minutos después el destino le devuelve a la Academia uno de esos problemas, cuando Musso, debido a una lesión muscular, es reemplazado por Gómez , el arquerito de 21 años, un cambio que generalmente transmite cierto nerviosismo a los defensores, porque por más confianza que se le tenga, nunca se sabe cómo va a responder un arquero que nunca había atajado en primera, lo que sumado a la fragilidad que viene mostrando la línea de fondo, era como que podía pasar cualquier cosa.

Era obvio que en la segunda parte los locales salieran a jugarse para remontar este resultado adverso y Racing se fue abroquelando cada vez más atrás, el juego se fue haciendo más fuerte y las amarillas se repetían hasta que lo no deseado llegó a los 12 minutos de ese tiempo a través de Hurtado.

Racing trató de aprovechar esa desesperación del rival que seguía introduciendo cambios para volver a anotar, y en una contra Rosales tuvo su oportunidad, pero prefirió hacerla solo cuando tenía otras opciones.

A los 22 Lautaro Martinez ( que debe controlarse en las discusiones ) reemplaza a Cuadra y a pesar de su largo viaje se lo vio rápido y entero, mientras unos minutos más tarde Cocca agotó los cambios sacando a Lisandro López para que entre Videla dado que faltaba poco y había como se dice, que “cerrar” el partido porque el equipo no daba tanta seguridad.

Así fueron pasando los minutos, donde un remate cruzado de Díaz salió cerca del palo derecho de Gómez y ese fue el último susto para Racing, que finalmente consiguió lo que fue a buscar, pasar a la siguiente ronda.

Nada de otro mundo pudimos ver en Racing, que enfrentó a un equipo menor, por lo que hay mucho que mejorar, aunque no creo cambie mucho porque hay jugadores lesionados, al que ahora se les suma Musso, porque González está suspendido y Acuña se va con la selección.

Respecto de los arqueros para ser sincero, es la primera vez que veo atajar a Gómez, por lo que no sería justo ni lógico que opine de sus cualidades, como sí lo pueden hacer los periodistas partidarios y los que siguen a Racing en los otros programas.

Pero es cierto que Cocca deberá tomar una difícil decisión para el lunes y pienso que, simplemente aplicando el sentido común, el técnico va a elegir a Orión, a pesar de su irregularidad dado que “Chila” Gómez no tiene un recorrido como el de Musso.

El resto del equipo me parece que no lo tocará, salvo el reemplazo de el “Pulpo” que debe cumplir  una fecha al reintegrase los juveniles, pero aunque parezca mentira, el problema para mí está adelante, porque seguramente Lautaro volverá a ser titular, Licha no creo que salga y Cuadra no debería salir tampoco, debido a sus buenas actuaciones.

En honor a la verdad, de los tres los dos más picantes son los chicos, pero a Lisandro es difícil sacarlo por presencia y porque aporta sabiduría, por lo que a mi gusto ubicaría a Cuadra sobre la izquierda por el “Huevo.


Hasta pronto.