sábado, 30 de marzo de 2013

¡Bingo!


Poco y nada de los dos equipos. Pocos partidos tan aburridos como este. Parecía que se hubieran puesto de acuerdo hasta en la forma de encarar el encuentro.

Los dos pretendían que el otro se descuidara o se desarmara atacando, pero pensaron de la misma forma y fue soporífero.

Una primera parte donde los arqueros no tocaron la pelota y una segunda donde se dieron algunas situaciones, sobre todo de pelota parada.

Rescatable en Racing?

A mi me gustaron Saja y los 3 de atrás. A la línea de tres la vi segura. Bien Ortiz, muy bien Migliónico y Cahais, este último con mucha serenidad para resolver situaciones.

Los demás fastidiosos. Pillud como siempre, sin tener una perfomance estable.

Los volantes Bolatti y Zucculini mejoraron en el segundo tiempo.

Poco de Camoranessi quien a veces exaspera con su tranco y su parsimonia. Fariña creo, jugó su peor partido donde perdió casi todas las pelotas sin aportar nada. De Paul muestra personalidad y aunque no anduvo bien junto con Vietto fueron los que más intentaron.

Los cambios deberían haberse hecho antes, sobre todo los de Fariña y Camoranessi.

Un parrafo sobre el goleador Cámpora: Siempre está al acecho por lo que pienso debería tener alguna oportunidad más seguido.

Algo llamativo fue la poca “defensa” personal de la pelota en el primer tiempo por parte de Vietto, Fariña y De Paul perdiendo la mayoría de los balones.

En síntesis un partido donde el empate parecía haberse firmado antes de entrar a la cancha y en realidad hubiese sido lo más justo.

Pero en estos partidos donde la actitud puesta en pos de ir a ganarlo no se dejó ver en el transcurso del mismo, es evidente que el que recibía el primer gol lo perdía y si finalmente te toca ganarlo, ¡Bingo!.

Por eso cartón lleno para un Racing que suma de a tres, vuelve a ganar de visitante y antes de jugar con River suma los mismos puntos que en el torneo anterior.

Ojalá pueda aprovechar este envión para poder pelear el torneo.



Hasta pronto.

Twitter: @lito_lococo

lunes, 25 de marzo de 2013

Hoy todos los racinguistas cumplimos años junto con Racing.


Hoy es el cumple años de la mayor pasión celeste y blanca por eso hoy todos los racinguistas cumplimos años junto con Racing. 
En este día muy especial mi mejor regalo fue cerrar los ojos y  recordar la primera imagen con mi viejo en la cancha de mi querido Racing. 
FELIZ CUMPLE RACING yFeliz cumpleaños  racinguistas!!!

domingo, 17 de marzo de 2013

De el Sol de San Juan al frío de Buenos Aires.


De el Sol de San Juan al frío de Buenos Aires.

Como entender a este Racing que no entusiasma y no apasiona en ningún momento, salvo cuando alguno de los chicos realiza alguna jugada.

Lo demás es anodino, no tiene gusto. Es como un amor que no enamora a pesar de que guardamos por el una gran pasión.

Evidentemente Belgrano es un equipo que complica por su entrega, su tenacidad, su orden y su estrategia. Sabe muy bien lo que quiere desde hace mucho tiempo.

Es un equipo.

Y Racing que “perdió” un solo jugador titular ( no cuento a Hauche ) parece que hubiera perdido el mundo.

En un partido que no decía nada, una muy buena jugada de Vietto y su asistencia a Camoranessi nos hizo pensar que íbamos a ver un encuentro distinto entendiendo que los cordobeses debían abrirse para buscar la igualdad.

Y no nos equivocamos, Belgrano lo hizo y llevó peligro al arco de Saja quien respondió con mucha seguridad. El que no supo encontrar el juego con claridad para llegar hasta Olave fue Racing que intentó, puso ganas, pero cometió muchos errores.

Sobre todo los marcadores de punta con un Pillud que está volviendo a tener malas perfomances perdiendo infinidad de pelotas y con un Corvalán que cuando le entregan la pelota la mayoría de las veces engancha y se la entrega a Cahais, por lo tanto no podíamos crecer por los costados.

Porque a Villar realmente se lo vio corriendo a lo loco y sin orden, lo que lo que no le permite entrar en el toque y la distribución segura de la pelota

Y a mi gusto De Paul pasó bastante desapercibido en ese primer tiempo.

En el medio donde Belgrano presionó sobre los volantes para recuperar pronto, el equipo cordobés se vio beneficiado por un Bolatti quien seguramente tuvo su partido mas flojo ya que fue de lo peor, trabado con la pelota hizo que la perdiera casi siempre y desde sus pies no salió un pase como la gente, mientras Zucculini recuperaba bastante pero también le costaba distribuir bien. Camoranessi que fue de lo más claro y entrando muy bien en el gol y Vietto como siempre es la esperanza y el referente del que se puede esperar algo cuando entra en contacto con la pelota.

El segundo tiempo comenzó con una imagen repetida: Racing esperando y Belgrano apretando, algo que le costó el empate, en un centro donde creo que Saja tuvo un momento de duda aunque después la saca en primera instancia. Por supuesto esto no desmerece su actuación sobre todo cuando ya en el final, una falla garrafal de Ortiz, que viene en baja, casi nos hace perder el partido pero el arquero en gran acción tapó el remate de Carranza.

El equipo buscaba pero seguía sin rumbo. La entrada de Fariña nos trajo la ilusión de que todo podía cambiar, pero no llegó a convertirse en el conductor del equipo, aunque demostró que tiene que estar en la cancha, sobre todo cuando enhebra esa jugada espectacular con De Paul y se pierde el gol.

Después la entrada de Sand…

Creo que lo que más exaspera es su imagen. Está como detenido en el tiempo.

Como revertir esa imagen…Personalmente ruego que haga un gol aunque sea con la rodilla o con la nuca.

En síntesis, este Racing que encierra emociones contrapuestas nos hizo pasar rápidamente de el sol de San Juan al frío de Buenos Aires.

Hasta pronto.

Twitter: @lito_lococo

sábado, 9 de marzo de 2013

Esperar desespera…pero a este Racing le sienta bien.



Un triunfo que deja de lado las suspicacias sobre que iba a hacer Racing en San Juan, más aún después de la derrota de ayer de Independiente.
Los sentimientos de muchos hinchas se dividían entre los que querían que Racing pierda para comprometer más a nuestros vecinos…y los que queríamos que ganara porque no venimos nada bien y además Racing siempre debe sumar porque si nos agarra la “diarrea” podemos bajar de golpe y tirar a la basura lo que se consiguió en el torneo anterior.
Por lo tanto dejemos que Independiente se vaya hundiendo solo y se defienda como pueda, porque para mí la venganza más esperada no se cumplió.
En mi caso el tema no pasaba por entregar el partido con San Martín,  pasaba por haber ganado el clásico, porque todos los que vivimos el descenso esperamos 30 años por este partido y más en esta situación, sin embargo fue todo una desilusión tan grande sumada a una imagen tan pobre, que nos costará mucho volver a reconciliarnos con el equipo.
Volviendo al partido de hoy en San Juan se dio un encuentro raro sobre todo en la primera parte del encuentro porque Racing no arriesgaba y San Martín no se atrevía. Aburrido por momentos mostró a una Academia que sin ser apurada mostraba a un Ortiz increíblemente incómodo y nervioso en el fondo, un medio campo donde Pelletieri se había hecho dueño de la pelota y un Camoranessi que fue el más claro a la hora de distribuir el juego, aunque a veces da la sensación que juega en el patio de su casa.
Vietto solo adelante trataba de encontrar alguna oportunidad.
Después de un par de jugadas no muy claras llega el gol, con una serie de toques como hacía mucho Racing no concretaba y un pase excelente de Camoranessi a De Paul para que su centro atrás lo conectara muy bien Zucculini.
A partir de allí se dejó crecer más a San Martín quien contó con algunas jugadas importantes donde Saja respondió bien y el palo nos salvó en otra de ellas. Vietto realizó también una muy buena jugada personal y su disparo fue tapado muy bien por el arquero del equipo sanjuanino
La segunda parte decididamente Racing la jugó esperando que San Martín se desesperara desde su necesidad y los gritos de sus hinchas, buscando la contra que le permitiera aumentar el tanteador.
La defensa se afirmó. MejoróOrtiz y Saja no tuvo mayores problemas.
Y entonces llegó el segundo gol – con bastante fortuna en su instancia final- donde Zucculini pica como “ocho” y se lleva una pelota que rechazada por un defensor rebota en un compañero y vuelve a los pies de Zucu, quien allí si asiste como los que más saben dejando solo a Vietto para que convierta.
Partido casi terminado y con un Racing que sigue tratando de acertar otro contraataque.
Hinchas de San Martin se suben a alambrado obligando a Maglio a parar el encuentro.
Reanudación donde el equipo encuentra una nueva jugada de contragolpe y de Paul entrando de izquierda a derecha saca un remate increíble que pega en el palo y entra. Golgolazo! De otro partido. Allí se terminó todo.
Luego las piedras y un lamentable final que seguramente seguiremos viendo en muchos encuentros porque esto no tiene solución.
Racing juega a esperar y no es una novedad. Antes con Centurión y ahora con De Paul.
Evidentemente esperar desespera…pero a este Racing le sienta bien, así que no esperemos grandes cambios.

Hasta pronto.

Twitter: @lito_lococo

domingo, 3 de marzo de 2013

Comenzar a recomponer lo que se rompió.


Después de una semana muy difícil, donde además de la herida que dejó el resultado ante Independiente hubo declaraciones que no ayudaron (Lease las de Camoranessi y las del técnico Zubeldía, cuando afirmó que “un gol al comienzo del partido era prácticamente imposible de remontar” basándose en la estadística que marca que hace dos años que Racing no lo consigue) el equipo por lo menos, mostró otra actitud.

Por supuesto que eso no bastó porque el equipo se plantó en la cancha pensando más en como frenar a Lanús que en como atacarlo.

Pero considero que este Racing no estaba en condiciones ni técnicas ni anímicas de enfrentar a este equipo granate sin luchar en el medio.

Comenzando con Saja que volvió a tener un buen nivel,  la línea de fondo mejoró en sus dos centrales ( mejor Migliónico que Ortiz ) con los laterales que tuvieron niveles desparejos ( mejor Pillud que el aún desorientado García).
Por el triple cinco –con el que yo estaba de acuerdo- y aunque no tuvo la claridad necesaria y a veces lució confundido, luchó mucho, aunque a mi gusto debería soltarse más Bolatti y no Pelletieri.

Pasando por Camoranessi quien lucho más que en el clásico e intentó ser el conductor del juego alternando buenas y malas en las asistencias, acompañado por Rodrigo De Paul - de interesante desempeño y que estimo no debe salir del equipo ya que le da otra frescura al juego-.

Y finalizando con un Vietto solitario que pudo patear al arco solo una vez no bastaba para crearle problemas a Marchesín.

Racing dejó en claro que nunca intentó ir a ganar el partido y que solo buscó comenzar a recomponer lo que se rompió desde la primera fecha de este torneo, que es la solidez y la confianza que lo llevó a pelear arriba y a ser respetado.

Como imagen no nos endulza el alma, pero hay que volver a empezar y la solución es quizás no hacer demasiados cambios, ya que con la vuelta de Fariña y Villar, ubicando a De Paul por Centurión, Zubeldía podría encontrar un equipo que no será igual al del semestre anterior, pero quizás se le parezca.

Hasta pronto.

Twitter: @lito_lococo