domingo, 15 de mayo de 2022

Del cuestionamiento al reconocimiento.

A principios de este año la mayoría de los hinchas (me incluyo), seguíamos objetando de distintas maneras, la capacidad y la poca experiencia de Gago para dirigir a un grande como Racing, del que solo rescatábamos cuatro o cinco jugadores de jerarquía, por lo que todas esas dudas preanunciaban un futuro sombrío.

Pero su perseverancia, su fe y sus creencias en su idea de juego, llevaron a Fernando Gago a convencer a todo el plantel, recuperando jugadores que creíamos que no podían jugar en Racing los que de a poco fueron ganando en confianza y seguridad, que los hizo crecer en su nivel, tanto que hoy son considerados y hasta admirados por muchos de nosotros.

Podría casi asegurar que ningún hincha de Racing pensaba que el equipo iba a jugar como lo está haciendo y que llegaría a ser el primero en su zona y único invicto.

Y el partido frente a Boca era como una prueba de fuego, porque con todo el apoyo periodístico de los medios deportivos que recibía durante la semana se buscó potenciarlo hablando de la jerarquía de sus jugadores, que eran todos de “selección”, esa “selección” que Racing avasalló y le creó más de 10 situaciones de gol, esa “selección”, que pateó el primer tiro al arco de “Chila” Gómez a ejecutar los penales, esa “selección” a la que solo la suerte de ese “otro partido”, los llevó a pasar a la final.

Sabemos bien que lo importante es ganar y si hubiera sido al revés lo estaríamos festejando, pero estaría más que justificado por lo que había realizado Racing durante los 90 minutos, donde maniató a Boca y le creó infinidad de oportunidades de gol, las que lamentablemente no pudo concretar.

Se perdió, pero para el plantel y para el cuerpo técnico en otros conceptos se ganó, porque quedó demostrado que este es el camino, el que hay que seguir fortaleciendo para seguir progresando y eso lo logró Fernando Gago en pocos meses, tiempo en que los hinchas también supimos aceptarlo, pasando del cuestionamiento al reconocimiento.

Y ese reconocimiento se reflejó en la gran ovación con la que la hinchada despidió al equipo y a Gago, la que se debe repetir al recibirlos el miércoles en el Cilindro, para que sepan de nuestro respaldo a su tarea y a lo que nos están brindando.

Hasta pronto.

 

 

miércoles, 11 de mayo de 2022

Tuvo convicción en la idea y contundencia en el juego.

Racing comenzó de la mejor manera este mini torneo, porque salvo un corto pasaje del primer tiempo dominó a su rival con un juego convincente de toque y circulación de pelota, creándole una importante cantidad de situaciones claras de gol.

En su comienzo el partido parecía que iba a ser más de ida y vuelta porque al minuto tras un centro de Chancalay se lo tapan a Rojas y como contrapartida “Chila” Gómez atento y seguro lo evita ante el veloz Mosquera, pero fue un espejismo porque Racing rápidamente comenzó a adueñarse del encuentro con un juego no solo vistoso sino efectivo, sobre todo por el lado derecho, donde Mura, Miranda y Rojas triangulaban en gran forma y antes de los 3 minutos, un centro preciso de este último para Alcaraz que venía entrando por el segundo palo, le permite a “Charly” abrir el marcador con un cabezazo de pique al suelo.

Gran gol de Racing que ya se mostraba muy superior y quedo claro que Aldosivi apostaba a la velocidad de Mosquera a espaldas de Piovi y a lo que podía realizar Cauteruccio en el área con alguna pelota parada.

Pero cada avance de Racing tenía olor a gol, solo había que acertar el último pase y a los 21 minutos un avance por izquierda que inicia Chancalay la cruza sobre la derecha donde Rojas y Alcaraz sorprendían a la defensa del equipo marplatense y nuevamente es “Charly” el goleador, quien la baja con el pecho y le rompe el arco a Devecchi.

Después pudo haber aumentado a los 24 a través de Alcaraz/Chancalay y a los 28 cuando Piovi remata desde fuera del área.

Muy buen primer tiempo de Racing con un Alcaraz picante y definidor, un Rojas más activo y fundamentalmente más simple, más certero en el toque y en los pases, sin entretenerse demasiado con la pelota, Moreno incansable, Miranda impecable, con Mura y Piovi siempre buscando asociaciones y muy firmes Sigali e Insua, un Chancalay que se siente confiado, pero tendría que ajustar el tiempo del último pase.   

El segundo tiempo Racing lo comienza con un gol casi de “vestuario” porque e los pocos segundos Piovi mete un gran pase para un Copetti cada vez más importante, por su lucha y por sus goles, que anticipa a su marcador y este le comete penal, que el mismo ejecuta y convierte el tercero.

El resultado ya era casi definitivo y un Aldosivi tocado trató de generar alguna que otra jugada que pudo haber descontado, pero a las que Gómez en gran nivel, respondió muy atento y seguro.

Y a los 10 minutos de esa segunda etapa llega el cuarto gol cuando en un tiro de esquina que es rechazado por la defensa , Rojas de cabeza la vuelve a meter al área para que el gran Copetti rápido y atento vuelva a concretar.

Era un partido prácticamente finalizado, por lo que comienzan los cambios para preservar jugadores para semifinal y entonces Cardona va por Miranda y Correa por Copetti.

El partido comenzó a bajar su ritmo con un Racing que hacia circular la pelota aunque en pocos minutos Racing pudo volver a aumentar cuando Correa ensaya un remate que sale pegado al palo izquierdo de Devecchi, quien minutos después le tapa un remate de gol a Chancalay.

Los cambios funcionaban bien y Neri Dominguez entra por Rojas, Mena lo hace por Piovi y Jonathan Gómez por Alcaraz.

Correa, que siempre está cerca del gol, participó en las tres últimas situaciones de gol de Racing y en la segunda, después de una jugada que comienza con Cardona sobre la derecha y continua con Chancalay quien lo habilita sobre la izquierda, elude a su marcador y concreta con un remate al palo derecho del arquero el quinto y último tanto.

El Racing de Gago tuvo convicción en la idea y contundencia en el juego, a través de una creencia profunda en lo que hacen, que los llevó a sostener sus conceptos con firmeza y a responder con energía a la hora de definir las situaciones.  

Hubo un buen rendimiento de todos los que jugaron, con un nivel superador, por lo que a los hinchas nos lleva a confiar enteramente en este equipo que sabe lo que quiere y cree en lo que hace, a tener muchas esperanzas de ganarle a Boca en el próximo enfrentamiento.

Vamos Racing carajo!

Hasta pronto.


sábado, 7 de mayo de 2022

El punto para ser inalcanzable en la tabla.

Racing jugó este partido buscando el punto que lo confirmara como líder del torneo, pero creo que lo hizo con la mente puesta en el próximo martes.

Un equipo integrado por jugadores que no venían siendo titulares, enfrentó a un San Lorenzo necesitado de triunfos, sabiendo que la urgencia iba a llevar al local a tomar cierto protagonismo, por lo que Racing trató desde el primer momento de tener el dominio del partido a través de la tenencia de pelota, pero si bien en parte lo logró, no tuvo profundidad y no intento rematar de media distancia, por lo que si bien se continuaba respetando la idea de juego, el mismo se volvió monótono.

San Lorenzo en cambio era más simple al momento de tener la pelota, porque apostaba a un juego con lanzamientos largos a espaldas de Pillud y de Mena, que quedaban casi siempre en posiciones ofensivas sin retroceder a tiempo y de esa manera lograban llegar hasta las puertas del área racinguista, desde donde comenzaron a exigir a “Chila Gómez”, quien respondió en excelente forma, como también lo hizo ante los cabezazos que con facilidad ganaban en los tiros de esquina y especialmente en un mano a mano frente a Martegani donde en dos oportunidades tapó su remate.

Mientras “Chila” se convertía en la figura del partido, Racing no inquietaba a Torrico, pero a los 42 minutos logra ponerse en ventaja, cuando Garre captura acertadamente un mal pase de Elías y con una precisa asistencia habilita a Correa, quien con una gran definición concreta el tanto.

La ventaja era injusta pero le daba la posibilidad de jugar el encuentro ante un rival evidentemente alterado, nervioso, sin embargo no pudo encontrar un mejor juego de entrada y a San Lorenzo no le quedaba otra que arriesgar más y tuvo alguna que otra oportunidad, que un  “Chila” Gomez gigante se encargaba de destruir.

Y cuando parecía que Racing le iba tomando la mano al encuentro nuevamente, con un gol de otro partido, Martegani consigue el tanto de la igualdad, un empate que pareció conformar a San Lorenzo, porque se refugió en su campo, buscando sostener un resultado que por lo menos le permitía despedirse dignamente de su público, mientras a Racing que supuestamente quería ganarlo, el resultado no le caía nada mal, porque seguía siendo no solo el único puntero de la tabla sino que además nadie lo podría alcanzar.

Racing agrupó mucha gente en la zona de volantes, donde Rojas ponía más ganas que juego, Jonathan Gómez quería ser el dueño de la pelota pero no tenía profundidad y Cardona solo se mostraba en cuenta gotas y Garré alternó buenas y malas, por lo que Neri Domínguez se destacaba por ser el más claro.

Por los costados Pillud y Mena no conseguían generar algún desborde, mientras un Cáceres con algunas dudas y un Orban de buen trabajo, trataban de arreglárselas en los contragolpes que les proponía San Lorenzo.

Racing fue un equipo que continuó respetando su juego pero esa multiplicidad de pases con que logra muchas veces generar situaciones de gol, esta vez fueron hacia los costados o hacia atrás, es decir no tuvo ni la profundidad ni la intensidad que lo destacó en el torneo.

Entiendo que el saber que cualquiera fuera el resultado de ayer nadie le quitaría la posibilidad de jugar ese mini torneo para ser campeón, lo llevó a estar más calmado mentalmente y físicamente, porque ese estado de menor tensión se transmite al cuerpo y eso no le permite responder de la forma en que debe hacerlo.

Así y todo no es cuestión de quitarle mérito al empate obtenido porque se logró el punto para ser inalcanzable en la tabla y el saber que disputará el partido con el último de los cuatro clasificados en la otra zona, por lo que toda la concentración estará puesta en el próximo objetivo, que tendrá lugar en principio, el día martes.

Hasta pronto.

 

 

miércoles, 4 de mayo de 2022

Le sumó rebeldía a la idea de juego.

Era un partido que a priori parecía más accesible, porque Racing es sin dudas más que Cuiaba, pero el árbitro y las discusiones lo llevaron a jugar un encuentro distinto.

Racing era un cómodo dominador del encuentro y durante los primeros veinte minutos, prácticamente se jugó en campo adversario, a través de la tenencia de la pelota y una buena circulación de la misma, mientras el equipo brasileño esperaba agazapado.

Pero la Academia no lograba encontrar los pases finales que posicionara a algún jugador en situación de gol, salvo cuando  a los 22 minutos Fabricio Domínguez habilita a Miranda dentro del área pero su fuerte disparo fue desviado al córner por el arquero Walter.

Racing comenzó a entrar en un juego de discusiones y eso le hizo perder concentración y claridad, dándole a Cuiaba la posibilidad de entrar en un juego más luchado que jugado y en un contragolpe que termina en un tiro libre en la puerta del área académica, el local logra ponerse en ventaja a través de un cabezazo de Marllon, que estaba en evidente posición adelantada.

Eso por unos minutos, sacó a Racing del partido y sufrió un par de situaciones que lo hubieran complicado seriamente, pero por suerte pudo ir retomando el dominio del juego y a los 42 después de una muy buena jugada que termina en un centro rasante de Piovi, Copetti se pierde increíblemente el empate.

Racing debía tranquilizarse para volver a confiar en sus convicciones para jugar el segundo tiempo y la charla en el vestuario pareció tener un buen efecto, porque desde el vamos el equipo fue otro y a los 2 minutos, despues de una excelente jugada colectiva que arranca con Miranda, sigue en Moreno, Alcaraz la abre el anoche imparable Chancalay, que elude a dos jugadores en el área y envía centro atrás que recibe Miranda ya en el área, quien bloqueado toca para Copetti y este de espaldas para Moreno que acompañaba, quien desde fuera del área y con un remate con comba la clava en el palo derecho del arquero. 

Más que GOL...GOLAZO!!!

Racing ya era otro, porque le sumó rebeldía a la idea de juego y eso le permitió estar más seguro en un partido donde el local. iba a buscar ensuciarlo ante la permisividad de un árbitro dubitativo, pero a los 12 minutos de esa etapa, un tiro libre que Piovi, de gran tarea, ejecuta en forma excelente y con rosca al área para que Copetti, que peleó contra todos y tuvo una entrega realmente admirable, se anticipe y logre con un certero remate, su merecido gol.

A los 25 minutos comenzaron los cambios, seguramente buscando darle más aire para tener la pelota y sacarle ritmo al encuentro,  Rojas (más animado y haciendo un par de pisadas como un jugador que vuelve a confiar en si mismo) por Alcaraz y Jonathan Gómez por Fabricio Domínguez, pero el equipo ya no tenía el orden y el despliegue inicial y además hubo jugadores que se  se excedieron en tener la pelota y la perdían en zonas de riesgo, lo que le dio al Cuiaba alguna que otra posibilidad para acercarse al arco de “Chila” Gómez, que atento respondió con seguridad en sus intervenciones, incluso sin dar rebote.

A los 30, entró Mena, que se mostró mejor físicamente y muy metido en el partido, por Piovi, faltando pocos minutos Chancalay le dejó su lugar a Correa (que tuvo una gran oportunidad sobre el final del encuentro pero no supo como resolverla) y Neri Domínguez reemplazó al incansable Copetti.

Respecto al equipo titular, estuvieron seguros “Chila”, Sigali e Insúa, irregular Mura (ya no aparece en el área rival como antes), muy bien Piovi y gran tarea de Moreno y Miranda que podrá tener bajones pero es el que la tiene más clara, enredado Alcaraz, confundido Fabricio Domínguez, GIGANTE Copetti y un Chancalay arrasador por su zona, señales de que está creciendo en su juego. 

Racing logró un triunfo sumamente importante para seguir compartiendo la punta con Melgar, con quien deberá jugar el próximo partido por la Copa Sudamericana en el Cilindro, donde tendrá una gran oportunidad para posicionarse como líder de su zona.

Hasta pronto.

 

domingo, 1 de mayo de 2022

Con la cabeza en los cuartos de final.

Racing sigue puntero en su zona, pero pienso que ya no debe preocuparse más por ser primero o segundo, sino preparar el equipo que va a disputar los partidos de play-off de esa especie de mini campeonato que comenzará en pocos días.

Respecto del encuentro de ayer ante Banfield, entiendo que ya se ha convertido en una constante que los equipos vengan a jugarle a Racing de contra, apelando a la pierna fuerte desde el inicio y a tratar de hacer tiempo, sobre todo si además dirige un árbitro permisivo como Delfino.  

Y Racing con entrega y entusiasmo trató de sobrellevar estos partidos que nadie duda que quiere ganar, pero que hay como una especie de desconcentración mental, porque es natural que en estas circunstancias, el equipo este más con la cabeza en los cuartos de final del torneo.

El gol que logra Banfield, puede ser un ejemplo de ello, porque de un tiro de esquina a favor, comienza la jugada que finaliza en el tanto del rival y no se entiende como todos van a cabecear y nadie marca a los pocos atacantes adversarios, después el gran esfuerzo de Mena para evitar el gol, es impedido por el chico Quiroz, quien en su afán de hacer lo mismo finalmente la introduce en el arco.

Por suerte sobre el final, apareció Neri Domínguez, que parece predestinado a salvarnos en los minutos de descuento y el empate puso algo de justicia.

Ahora llega San Lorenzo que es casi un partido para cumplir, lo que no quiere decir que no hay que salir a ganarlo, pero al equipo que va a afrontar los play-off, habría que darle descanso y prepararlo adecuadamente, para ver si físicamente puede volver a retomar esa intensidad y ese juego que supo entregarnos este año.

Y por último una reflexión sobre Cardona…

Los hinchas somos apasionados, extrovertidos, exitistas, etc. etc. y nos expresamos como tales ante una actuación que nos complace o nos desagrada y ayer pasó con Cardona en el momento del cambio, cuando fue despedido con pocos aplausos y algunos silbidos, los que obviamente llamaron más la atención, pero si bien es cierto, que lo hinchas lo hacemos sin pensar y sin saber que le pasa a cada jugador, fueron la consecuencia de otra floja actuación, que viene arrastrando en sus últimos partidos.

Con todo respeto, al jugador de su categoría y trayectoria le diría que en su interior encontrará las causas que lleva a muchos de los hinchas a reaccionar de esa manera.

Que entienda que no es odio, solo es bronca, porque su llegada al club provocó una expectativa mayor, porque hubo un pedido expreso por parte de Gago, que derivó en una gran inversión del club y de alguna manera nos ilusionó, dado que Racing no contaba con un jugador de su jerarquía.

Presumo que su inteligencia y su fuerza lo llevarán a entender esta parcial decepción y junto con Gago buscarán la forma de dejar atrás esa imagen de jugador descolocado y poco participativo, para volver a ser aquel que se involucra más en el juego, con todo lo que le puede entregar al equipo.

Hasta pronto.

 

jueves, 28 de abril de 2022

Desencuentro.

Si bien hubo factores como el estado de la cancha y la altura, que determinaron que Racing decepcionara ante Melgar en Perú, pienso, con todo respeto, que hubo algunas decisiones de Gago que lo llevaron a tener más errores.

Respecto del equipo, lo que más me llamó la atención fue que el bajo nivel, la imprecisión y la lentitud fue generalizada, por lo cual quería entender que había varias causas que los llevaron a tener esa actuación paupérrima, totalmente opuesta a lo que nos venía mostrando.

Obviamente Gago y sus colaboradores sabían que, en ese campo y con esa altura no iba a ser posible sostener la idea y el juego que habitualmente hace bien en el llano y en un piso acorde, causas que llevaron al equipo a ser impreciso, errático y lento, que nunca pudo dominar la pelota, lo que lo llevó a fallar en la mayoría de los pases y como consecuencia en casi todos los intentos ofensivos, a lo que se sumaba una deficiente respuesta física, sobre todo en el retroceso, que lo dejaba expuesto frente al equipo peruano que veía facilitado su trabajo y que desde el inicio llevó peligro al arco defendido por “Chila” Gómez, hasta que a los 20 minutos logró el primer tanto (jugada que me pareció infracción del delantero)

Me preguntaba porque el técnico no trató de plantear un encuentro distinto, pero la tenacidad de sostener la idea fue más fuerte que el aceptar que algo había que cambiar y el destino pareció darle la razón, cuando una pelota trabada en el área por Fabricio Domínguez se convierte en penal y le da la posibilidad de empatar, pero Correa se encargó de desperdiciar esa oportunidad.

El segundo tiempo fue una constante de lo que fue la primera etapa, que a mi modesto entender se agrava cuando en un medio campo que ya no marcaba bien y no podía hacerse de la pelota, reemplaza a Moreno por Copetti, (como lógico debió haber sido Nery Domínguez), pasando Miranda de volante central y retrocediendo a un Fabricio Domínguez que estuvo muy desacertado, a lo que había que sumarle a un Cardona estático y a un Rojas que parece haber perdido hasta la última gota de confianza.

Y el centro de la cancha pasó a ser un corredor libre para los jugadores del Melgar que encontraron  más espacios para llegar con un juego simple más rápido al arco académico, que lo consiguen a los pocos minutos cuando logran el segundo gol.

Minutos más tarde Gago introduce cambios que quizás debieron hacerse antes, Neri Domínguez por Cardona, Alcaraz por Rojas y posteriormente Jonathan Gómez por Fabricio Dominguez, pero ya era un poco tarde porque Melgar ya jugaba más a que Racing en su inquebrantable búsqueda cometa un error, que se da en un fallido intento ofensivo, que le permitió habilitar a un Cuesta casi en soledad para que convierta el tercero, gol que golpeó duro al equipo, aunque faltando tres minutos pudo encontrar algún consuelo en el gol de Correa.

Racing debe tomar esta derrota como un desencuentro, como un encuentro fallido, de esos que la competencia entrega de vez en cuando, pero también entender que todo traspié deja enseñanzas, como que a veces hay que resignar algunos conceptos de una idea, para acomodarse a las circunstancias y a ciertos pormenores, que siempre se presentan en las disputas internacionales.

Esta derrota no empaña para nada todo lo muy bueno hecho hasta ahora por el Racing de Gago, ese Racing que los hinchas venimos disfrutando y que sin dudas seguiremos apoyando, por lo que estoy seguro que a través de sus convicciones y su fortaleza mental y anímica, volverá a reencontrarse rápidamente con su buen juego, buscando retomar el camino de los triunfos.

Vamos Racing!

Hasta pronto.

 

lunes, 25 de abril de 2022

Racing no pudo ganar, pero sostuvo el buen juego y logró la clasificación.

Racing a través de su juego se ha ganado el respeto de la mayoría sus rivales y eso queda demostrado en cada enfrentamiento, sobre todo de local, donde el que llega busca formar un vallado defensivo , esperando que Racing cometa algún error para intentar  alguna jugada ofensiva.

Y Newell’s Old Boys no fue una excepción en ese aspecto, primero porque Racing desde el primer minuto buscó encerrar al equipo rosarino t a través de un juego intenso lo fue arrinconando contra su arco, creando en ese primer tiempo, no menos de media docena de situaciones de gol, que no se concretaron por algunas decisiones finales erráticas y por aciertos de Arboleda y sus compañeros de defensa.

Newell´s solo atinaba a encontrar una oportunidad que lo acercara a “Chila” Gómez, que continúa respondiendo en las pocas oportunidades que se lo exige.

Es evidente que ese ritmo que impone Racing, exige un desgaste físico importante, por eso es muy difícil sostenerlo durante todo el encuentro, especialmente con esta seguidilla de partidos, por lo que en algunos momentos baja su intensidad y no sea tan preciso a la hora buscar pases certeros.

Y eso pasó en el segundo tiempo, donde Racing ya no fue tan claro en la ofensiva, aún con Fabricio Domínguez (reemplazó a un Hauche apagado, que no viene remidiendo como en los primeros encuentros), en su nueva posición de extremo, pero sus intentos no tuvieron el éxito de otros partidos, porque le costó superar a su marcador y cuando tuvo alguna no decidió bien el pase final.

Este tomarse un respiro de Racing, le dió a Newell’s la posibilidad de encontrar algunos claros y de acercarse al arco académico a través de disparos desde fuera del área, pero “Chila” Gómez, una vez más respondió con jerarquía y con la seguridad que viene demostrando en todo el torneo.

Eso motivó a Gago a buscar otras alternativas, enviando a la cancha a Jonathan Gómez y Javier Correa por Alcaraz (intermitente en su juego, pero siempre con la esperanza de que su atrevimiento pueda romper con ciertas estructuras defensivas)  y Chancalay (con una molestia en su pierna) y esto pareció despertar un poco a este Racing.

Faltando pocos minutos Mena y Rojas reemplazaron a Piovi de correcta actuación y a Mura, de muy buen trabajo ofensivo en la primera etapa, pero decayendo físicamente en la segunda.

A mi gusto, la columna vertebral del equipo estuvo conformada por la seguridad “Chila” Gómez. la firmeza de Sigali e Insúa, el gran trabajo de Moreno, la inteligencia de Miranda y la entrega del súper activo Copetti.

Finalmente y ante un equipo que abusó de hacer tiempo y que obviamente se conformaba con un punto, Racing no pudo ganar, pero sostuvo el buen juego y logró la clasificación.

Por eso este Racing de Gago, quien tiene claro que, estar entre los cuatro finalistas del torneo local, es solo un paso intermedio camino al objetivo final, que llegará cuando comiencen los cruces, ilusiona a más no poder.

Hasta pronto.