miércoles, 13 de abril de 2016

Con el freno de mano puesto...


Hoy vi un Racing sin fuerza y además como desconcertado.
No se lo vio cómodo en la cancha.
No tuvo esas ganas como contra Lanús o como contra el Cali.
Hasta tuve la sensación de que, desde el comienzo, se conformaba con el empate, porque Orión ni la tocó.
El  medio campo lo peleó en muy pocos momentos, lo que le dio a Boca todas las posibilidades para crecer en confianza y manejar el trámite.
Pero todo parecía estar en paz porque Boca también jugó con precaución a pesar de tener facilidades en la zona de volantes, a la que se sumaba Tevez, hasta que se dio cuenta que Racing no le hacía daño.
Racing seguía con los tres arriba, pero las pelotas no llegaban y prácticamente no se pisaba el área.
Creo que la segunda parte debía de haber comenzado con un par de cambios.
El de Acuña por Milito o Bou ( que anda bastante flojo ) y alguien más fresco arriba (quizás Roger ), porque un punto hubiera sido importante.
Asi fue como Boca en el segundo tiempo se animó más por el lado de Pavón y lo comenzó a sufrir Voboril, mientras del otro lado Fabra subía con más claridad y preocupaba y el gol determinó que todo termine rápidamente.
Quizás a Racing lo preocupó más cuidar que no le lleguen, que buscar convertir en el arco de Orion y entonces los delanteros bajaron demasiado y los volantes no se soltaban, amén de que siempre estaban en inferioridad numérica.
Al equipo lo vi lento, hasta como cansado, sin ideas.
Dio toda la impresión de que Racing jugó todo el encuentro con el freno de mano puesto...
Romero parecía fundido y Aued que no anduvo mal (no se porque juega todos los partidos) no podía solo con el medio porque Videla sufrió el partido por su falta de ritmo.
Atrás Grimi fue un león y Sanchez también anduvo bien, pero de la mitad hacia adelante adelante no hubo reacción, no se vio ese deseo de ir con todo a buscar el gol.
Considero que los cambios fueron tardíos, porque Boca ya estaba con más confianza y dominaba el trámite.
Ahora hay que rogarle a Dios que mañana empaten Cali y Bolivar o si ganan los colombianos que sea 1 a 0 ( digo porque en la Bombonera no sé si Boca pone a los titulares ).
Todavía estamos bien ubicados, pero es evidente que el próximo compromiso es por demás preocupante, ya que no sabemos como podrá reaccionar el equipo en la altura de La Paz.
Si llegamos a quedar afuera de la Copa Libertadores, lamentablemente será muy poco lo que se pueda rescatar de este primer semestre del “colorado” Sava.



Hasta pronto