domingo, 22 de marzo de 2015

Sentimientos encontrados


Desde lo emocional fue un partido que desde el inicio fue increscendo hasta el final.
Por el gol tempranero de Racing, a través de un buen pase de Romero para una gran definición del uruguayo Nuñez y porque Defensa y Justicia es un equipo que siempre va a buscar.
Pero en lugar de aprovechar esa ventaja tanto en el resultado como en lo anímico para darle el golpe final a su rival, lo dejó crecer muy rápido y aunque no inquietaba demasiado a Saja tuvo un par de ocasiones, que comenzarían a convertir al arquero en la gran figura de Racing.
Mientras tanto Bou bastante impreciso y Núñez estaban muy separados del resto del equipo y cuando conseguían hacerse del balón, intentaban erróneamente en forma individual.
Romero al que se lo ve como que ya se liberó del peso de la camiseta, tuvo un buen primer tiempo jugando de “enganche” siempre tratando bien la pelota colaborando también en la recuperación y tuvo su oportunidad, pero Arias también empezaba a hacer méritos para anotarse en el podio de las figuras.
Era evidente que este sistema dejaba sobre la zona de Pillud un sector donde nadie colaboraba y eso traía algunos problemas para el marcador de punta.
Muy bien Sánchez, flojo Cabral y nuevamente un buen partido de Grimi.
Videla cada vez más firme luchaba en forma tenaz contra los volantes rivales, con la ayuda de un Cerro que no escatima su esfuerzo en la recuperación y se muestra para salir jugando pero tiene que mejorar la entrega.
Flojo Camacho, física y mentalmente, quizás por esa gastroenteritis que lo tuvo a mal traer y por esos sentimientos encontrados que debe haber sentido al enfrentar por primera vez a su ex equipo, en el que fue figura, algo parecido que estimo, le pudo haber pasado también a Brian Fernández.
Personalmente creo en esas cosas, hay ciertas cargas emocionales que pueden generar inesperadas sensaciones y de alguna manera desconcentran a quien las vive, por lo menos en la primera oportunidad.
Esto no significa un descrédito para Brian Fernández quien me parece tiene grandes condiciones para triunfar ni para Camacho quien ya demostró su calidad de jugador.
Es solo una sensación que tengo cuando veo a algún jugador que triunfa en su equipo y el destino lo lleva a enfrentarlo por primera vez.
En la segunda etapa, Cocca ubica a Díaz por la derecha y a Romero por la izquierda, pero el paraguayo ya no entraba tanto en juego y además sufría un gran desgaste haciendo la banda, porque Defensa eligió la derecha para cargar la mayoría de sus ataques, aunque en el final fue uno de los que más buscó el triunfo.
De arranque Bou en una jugada individual sobre la derecha exige a Arias quien desvía su fuerte remate, pero el encuentro se seguía presentando con un Racing esperando y con Defensa atacando con más intensidad.
Esto dejaba en el fondo del equipo rival espacios interesantes para el contragolpe, pero Núñez ya no se movía para buscar esos lugares y a los 15 minutos es reemplazado por Brian Fernández , que iba a tener un rol decisivo en ese tramo del partido ya que en sus pies estuvieron las mejores oportunidades para definir el encuentro.
En una de las pocas oportunidades que Cerro pisó el área le da un buen pase que lo deja solo, pero eleva sobre el travesaño.
Pero sinceramente se caía de maduro que Defensa y Justicia podía empatar el encuentro porque hubo algunos desacoples en defensa que le permitieron hacer crecer esa ilusión, llegando incluso a una jugada en la que convierten, aunque por suerte es anulada por posición adelantada.
Tanto es así que faltando diez minutos entra Acevedo por Bou para ver si se podía frenar esa escalada rival, pero faltando cinco minutos una pelota, otra vez desde la  derecha, es puesta rasante y cruzada la que supera a Sánchez, permitiendo a Rodriguez que entraba solo por su espalda batir a Saja.
Allí se hizo un partido a todo o nada por parte de los dos y a los 45, Racing tuvo en una misma jugada cuatro oportunidades para convertir.
Tiro de Romero en el palo, dispara Díaz y saca el arquero, Romero la lucha y le queda Brian que patea y la saca Arias, otra vez lucha Romero, le cae a Brian en el pecho vuelve a tirar y otra vez Arias desvía.
Increíble pero cierto.
Bronca y desconsuelo por haber perdido dos puntos, pero este es un equipo que sabe jugar mejor y estoy seguro que su técnico lo siente así, pero a veces los resultados positivos del torneo anterior lo llevan a enamorarse peligrosamente del contragolpe.



Hasta pronto.