sábado, 30 de marzo de 2013

¡Bingo!


Poco y nada de los dos equipos. Pocos partidos tan aburridos como este. Parecía que se hubieran puesto de acuerdo hasta en la forma de encarar el encuentro.

Los dos pretendían que el otro se descuidara o se desarmara atacando, pero pensaron de la misma forma y fue soporífero.

Una primera parte donde los arqueros no tocaron la pelota y una segunda donde se dieron algunas situaciones, sobre todo de pelota parada.

Rescatable en Racing?

A mi me gustaron Saja y los 3 de atrás. A la línea de tres la vi segura. Bien Ortiz, muy bien Migliónico y Cahais, este último con mucha serenidad para resolver situaciones.

Los demás fastidiosos. Pillud como siempre, sin tener una perfomance estable.

Los volantes Bolatti y Zucculini mejoraron en el segundo tiempo.

Poco de Camoranessi quien a veces exaspera con su tranco y su parsimonia. Fariña creo, jugó su peor partido donde perdió casi todas las pelotas sin aportar nada. De Paul muestra personalidad y aunque no anduvo bien junto con Vietto fueron los que más intentaron.

Los cambios deberían haberse hecho antes, sobre todo los de Fariña y Camoranessi.

Un parrafo sobre el goleador Cámpora: Siempre está al acecho por lo que pienso debería tener alguna oportunidad más seguido.

Algo llamativo fue la poca “defensa” personal de la pelota en el primer tiempo por parte de Vietto, Fariña y De Paul perdiendo la mayoría de los balones.

En síntesis un partido donde el empate parecía haberse firmado antes de entrar a la cancha y en realidad hubiese sido lo más justo.

Pero en estos partidos donde la actitud puesta en pos de ir a ganarlo no se dejó ver en el transcurso del mismo, es evidente que el que recibía el primer gol lo perdía y si finalmente te toca ganarlo, ¡Bingo!.

Por eso cartón lleno para un Racing que suma de a tres, vuelve a ganar de visitante y antes de jugar con River suma los mismos puntos que en el torneo anterior.

Ojalá pueda aprovechar este envión para poder pelear el torneo.



Hasta pronto.

Twitter: @lito_lococo