domingo, 26 de septiembre de 2010

Para el Luna Park.

Así fue el encuentro que propuso Tigre, con el consentimiento del árbitro. Golpe y golpe. Corte y corte. Sobre todo a Giovanni Moreno, que es a quien más le cuesta aceptar este tipo de partidos.De parte de Racing muy poco de juego y tratando de interpretar que partido había que jugar. Mucho pelotazo y pocas llegadas. Con un Luguercio que, como decía en la nota anterior, trabaja más de nueve y tuvo sus oportunidades, pero evidentemente la definición no es su fuerte.Todo los demás fue confuso, donde no asomaron ideas claras. Para destacar, el buen trabajo de De Olivera- sigue estando bien despierto y muy ágil – una rescatable actuación de Ayala – después de muchísimo tiempo sin competencia real- la buena disposición de Martinez en un puesto que no es el que mejor le sienta, un mejoramiento de Lluy sobre todo en el primer tiempo en esa posición que tanto necesitamos y un Giovanni Moreno que ligó mucho, que todas o la mayoría de las pelotas las devuelve o las pasa redonda y muy bien, pero que deberá ir entendiendo esta difícil característica que tiene nuestro fútbol, donde el roce y el golpe son prioridades en las mayoría de los casos. Yacob, Aveldaño y Cahais no brillaron pero estuvieron correctos en este mediocre partido de fútbol. El chico Fernández demasiado acelerado contribuyo al desorden mientras Toranzo fue la contrapartida, ya que su forma de sentir el fútbol lo mostró como distanciado de lo que allí ocurría y por momentos estaba como fuera del encuentro. Hauche no sobresalió porque en un partido donde todo era correr y meter contribuía con su aporte y lo de Benitez – inexplicable- fue una señal más de conformismo.Pero hay algo que Russo y su gente entendieron. Fue darse cuenta de que no hay que dar más ventajas. Porque hay partidos que son para el Luna Park, y hay que pelearlos. Si no encontramos el equipo soñado, encaremos los partidos con las armas que tenemos, sin querer ser lo que todavía no hemos logrado demostrar.Culpa del técnico o culpa de los jugadores Racing hoy muestra una imagen que no es la soñada por sus hinchas, por lo que el futuro determinará quien tiene razón. Por último creo que Bieler debería volver a estar en el equipo, pero hay un tema que resolver y es que hacer con Giovanni Moreno y Toranzo. Ojalá pudieran aumentar su volumen de juego y contagien al resto, aunque hoy por hoy Toranzo no está justificando su inclusión en el equipo y quizás habría que arriesgar a que Bieler pueda reemplazarlo haciendo bajar un poco a Giovanni y jugando- sobre todo con Huracán- con tres en el medio.Huracán es una buena oportunidad para sumar de a tres y así llegar con más confianza al partido que a todos nos convoca, el clásico de Avellaneda.

Hasta pronto.

pascual1443@gmail.com