viernes, 17 de mayo de 2013

Como ciegos, sordos y mudos.


Arsenal es uno de los equipos que más conserva el orden táctico a la hora de defender y eso más la pelota parada junto al buen uso del contraataque le permiten desde hace mucho tiempo encaramarse en los primeros puestos y acceder a las copas.


Eso fue demasiado para un Racing que no pudo en ningún momento del partido llevar peligro al arco de Campestrini y bastó que convirtiera un gol para saber que el partido estaba definido desde ese mismo instante.

Los chicos que permanentemente elogiamos no estuvieron a la altura porque jugaron empecinados en buscar la jugada individual, fracasando rotundamente ya que nunca pudieron superar en el mano a mano a ningún defensor de Arsenal.

Eso no les permitía pensar minimamente y obnubilados por la desesperación terminaban rebotando contra esa pared que fue el fondo de los de Sarandí.

Además acelerados por su forma de juego, el que habitualmente necesita de espacios que esta vez no tuvieron, fallaron cuando intentaron dar algún pase entre líneas o buscar una pared, siendo anticipados siempre y a medida que pasaba el tiempo ellos y el resto del equipo, que careció de conducción, transitaban como ciegos, sordos y mudos.

Por lo menos desde la Tele se notó como que el equipo se iba sintiendo cada vez más incómodo, lo que lo llevo a un tozudo esfuerzo en vano, porque a medida que se iba errando en el juego el desorden iba en aumento.

No es justo caerles encima a los chicos cuando son los únicos que nos dan alguna alegría y creo que no vale la pena distraerlos opinando sobre el bajo nivel de Corvalán, Ortiz, Bolatti, Pillud o los desenfrenados arranques de Pelletieri que yendo al frente muestra su orgullo –algo respetable y destacable- pero sin aportar ninguna claridad lo que alimenta la confusión.

Buen trabajo de Saja quien con un par de intervenciones evitó una derrota más dura.

No se cuando lograremos esa claridad o definición de juego pero a estos chicos les falta alguien que los “guie” dentro del campo porque es evidente que ninguno de ellos está en condiciones de hacerlo.

Es evidente que nos guste o no, el único que tiene las condiciones para manejar los tiempos es Camoranessi, aún con sus falencias físicas.

Fariña, sigo insistiendo en mi opinión, ya demostró que no lo es porque tiene un juego de papi-futbol. Cuanto más lejos del área peor para él ya que son muchas piernas las que hay que pasar. Si juega debe estar junto al punta y muy pegado a la zona del área, para allí sí, hacer uso de su habilidad que la tiene y es un arma que bien utilizada, puede ser muy letal. Quizás hoy debió haber sido el “punta”, aunque era evidente que a Cámpora había que darle una oportunidad. Lo que pasa que para centrales como los de Arsenal a veces es mejor no darles una referencia como centrodelantero.

No hay que dar por sentado que la Sudamericana ya está. Cuidado.

Y no nos olvidemos que esta campaña es muy floja. Hay que sumar puntos y me alarma ver que el equipo es como que no está motivado.

Ojalá Vietto se recupere bien y no lo apuren. Es evidente que es el más inteligente y se nota cuando no está, pero es mejor dejarlo que se ponga bien del todo y pueda hacer una muy buena pretemporada ya que no la hizo por estar en la Selección Juvenil.

Hasta pronto.

Twitter: @lito_lococo