martes, 15 de febrero de 2011

Un semestre sin brillo.

Que año amigos ranciguistas. Que poco nos dura la alegría. Un nuevo golpe nos devolvió la tristeza. Sumada a todas las bajas sufridas nos llegó la lamentable y dolorosa noticia sobre la lesión de Giovanni Moreno.

La que nunca hubiéramos imaginado, la que lo deja afuera de todo el torneo.

Lo peor es que no se lo merecía por su forma de ser en la cancha.

Nunca la mala intención está en su mente. Siempre pensando en divertirse jugando. Lo marcan sus gestos fútbolísticos y su gesto en el rostro. Nunca enojado. Siempre distendido.

Pero así le pasó a los grandes ( sin ánimo de comparar a Gío con ellos ) como Pelé y Maradona, quienes finalmente debieron aprender a “defenderse” de los jugadores que salen exclusivamente a golpearlos para sacarlos del partido o para que reaccionen y sean expulsados.

En el cambio siempre ganará el rival ante jugadores como ellos.

Hace mucho tiempo vi una bandera en una revista europea con un texto que sintetizaba el sentimiento de la hinchada por un talentoso jugador. En realidad siempre había imaginado que Racing tendría esa bandera para su equipo, pero en este momento me tomo el atrevimiento de dedicarsela a Gio Moreno.

“GIO ES COMO EL SOL, CUANDO JUEGA TODO BRILLA”

Por eso ahora - sin desmerecer a ninguno de los jugadores que integra el plantel- digo que nos espera un semestre sin brillo.

Sin Yacob, sin Toranzo y ahora sin Gío. ( sin olvidarnos también del chico Fariña –gran promesa-)

Demasiado para Racing, por eso hay que unirse más que nunca.

Hinchada, jugadores, cuerpo técnico y dirigentes.

De parte de la hinchada apoyando siempre en las buenas y las malas.

De parte de los jugadores redoblando el esfuerzo.

De parte del cuerpo técnico dejando de lado lo emocional para no decaer ante el grupo y mostrarse más seguro e inteligente que nunca.

De parte de los dirigentes tratando de sobrellevar este mal momento buscando la posibilidad de encontrar la mejor solución al mismo ( quizás con algún reemplazo aunque sea por seis meses con un jugador de similar talla a la de Gío ).

Y para Gío toda la fuerza anímica de la mejor hinchada del país, para que lleve adelante su recuperación, sabiendo que lo estaremos esperando con una inolvidable ovación cuando vuelva a pisar un campo de fútbol con la camiseta de Racing.

Fuerza Gío!

Hasta pronto.